« La paga de los trabajadores pasa a primer plano en Washington D.C. y Los Ángeles | Hispanos | EEUU congela ley que impediría arrendar vivienda a ilegales »

Compra de casa para Hispanos indocumentados

Viviendas.- Empresa impulsa plan en California y otros 47 estados para indocumentados.

Adquirir una vivienda es ya suficientemente difícil para muchos compradores "documentados". Pero si a los obstáculos económicos se suman los de la situación migratoria, el objetivo parece inalcanzable.

Ésa es la situación de muchos de las personas sin papeles que residen físicamente pero no de forma oficial en Estados Unidos, careciendo del pasaporte o tarjeta de residencia que generalmente requieren los bancos para conceder un préstamo.

Sin embargo, poco a poco van surgiendo opciones también para este grupo de población.

"Con tener un número de identificación fiscal es suficiente", explica Héctor Arroyo, portavoz de la firma LAT Money Centers, una empresa financiera en propiedad de hispanos en Arlington, Texas, y subsidiaria de la corporación Bancshares Inc.

Popularmente esta modalidad financiera se conoce como "préstamos ITIN" siendo estas últimas las siglas en inglés para "número de identificación de impuestos".

Arroyo señala que la firma acaba de lanzar el primer programa nacional específicamente dirigido a las familias de trabajadores indocumentados, que está ofreciéndose en 48 estados del país, incluido California.

Aunque LAT se creó hace 11 meses, Arroyo explica que la firma es el fruto de la unión de otras tres entidades que llevan unos cinco años ofreciendo este tipo de préstamos, pero no tan ampliamente como les hubiera gustado.

"El gran problema es el mercado secundario, que no compra estos préstamos", comenta Arroyo, refiriéndose a firmas como Freddie Mac y Fannie Mae, que proveen la financiación que a su vez hace posible a los bancos conceder préstamos hipotecarios.

"Ésa es nuestra política y de momento no nos parece acertado cambiarla", se limita a comentar Eileen Fitzpatrick, portavoz de Freddie Mac.

Arroyo indica que el rechazo hacia este tipo de préstamos se basa sobre todo en la creencia —errónea, en su opinión— de que se trata de solicitantes con un alto riesgo.

"La tasa de impago de los préstamos ITIN es sólo del 0.03%, mientras que el porcentaje general para el conjunto de préstamos convencionales es 1.8%" asegura Arroyo.

Los hispanos se enorgullecen en ser dueños de su propia casa, lo cual resulta en "menos pagos atrasados, menos incumplimientos de pago y una mayor rentabilidad para los inversionistas", señala Samuel Angueira, director de Operaciones de LAT Money Centers.

El programa se está poniendo a disposición de unos 14 mil miembros de la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces (NAHREP).

Según Timothy Sandos, presidente y director ejecutivo de NAHREP, un estudio realizado en 2004 por esta organización mostró que este tipo de préstamos representa un mercado potencial de unos 44,000 millones de dólares en nuevas hipotecas.

Mike Fratantoni, economista de la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA) señala que la "creatividad" de las instituciones financieras está cambiando realmente el panorama de préstamos.

"Hace 10 ó 15 años las condiciones eran tan rígidas que prácticamente todos los bancos ofrecían lo mismo", dice Fratantoni, enfatizando que ahora pueden cambiar enormemente de unos bancos a otros e incluyen opciones impensables en el pasado, como la de que un solicitante indocumentado pueda obtener un préstamo.

Sin embargo, el experto reconoce que las instituciones financieras, en el caso de los préstamos ITIN, tropiezan con la piedra de la falta de financiación por parte del mercado secundario.

Arroyo explica que LAT Money Centers ha conseguido superar esta traba gracias a haber encontrado dos compañías multinacionales de inversionistas —cuyo nombre prefiere no revelar— que actúan como un mercado secundario privado y proporcionan la financiación.

Aunque esto encarece un poco los préstamos ITIN que su firma ofrece, Arroyo indica que la diferencia no es muy grande.

"Nuestra tasa viene a ser actualmente de entre el 7% y 7.08% para un préstamo que ‘con papeles’ se obtendría en torno al 6.25%", comenta Arroyo, matizando que esto se refiere a un préstamo a 30 años y con sólo el 3% de enganche.

Este representante bancario subraya que los préstamos ITIN son legales, ya que no hay ningún mandato federal que exija la ciudadanía o residencia para comprar una casa.

"Si los indocumentados pueden trabajar y pagar impuestos, debe dárseles también la oportunidad de acceder a la vivienda", comenta Arroyo.

Mercado Hispano December 8, 2006 09:18 PM